¿Qué es la terapia de conversión?

La terapia de conversión, o terapia reparativa, es un intento por parte de un terapeuta autorizado u otra persona con el intento de cambiar la sexualidad o la identidad de género de otro individuo. Esta práctica ha sido etiquetada como pseudociencia y dañina por todas las organizaciones principales de salud mental, y ha sido prohibida en muchos estados y en el Distrito de Columbia.

 

La terapia de conversión adopta muchas formas y no hay dos experiencias exactamente iguales. Según el informe de SAMHSA, las personas afectadas por la terapia de conversión tienen ocho veces más probabilidades de intentar suicidarse, seis veces más probabilidades de tener depresión alta, tres veces más probabilidades de consumir drogas ilegales y tres veces más probabilidades de contraer una infección sexual. Muchos menores LGBTQIA + son sometidos a esta práctica en contra de su voluntad. Se estima que cerca de 700,000 personas han pasado por la terapia de conversión y cerca de 350,000 son menores de edad.

 

La terapia de conversión deja a muchas personas sintiéndose aisladas y quebradas con recursos limitados para ayudarlas. Como resultado de la naturaleza aislante de la terapia de conversión, muchos sobrevivientes no buscan ayuda debido al miedo a la exposición, la presión familiar y el trastorno de estrés postraumático alrededor de los proveedores de salud mental. Muchos no pueden compartir sus experiencias sin respuestas emocionales extremas. La organizacion de Conversion Therapy Dropout Network se esfuerza por cerrar esa brecha entre los sobrevivientes y proporcionar una red de apoyo a través de la experiencia compartida.

ronny-sison-U9G_SPVlGd0-unsplash_edited
press to zoom
christian-sterk-uLHn7G9HnoM-unsplash
press to zoom
1/1